Aprende a colgar cortinas con esta sencilla guía: es más fácil de lo que piensas y puede marcar la diferencia en una habitación.

En primer lugar, para decidir la longitud de tu cortina, ten en cuenta el aspecto general que deseas dar a la habitación. Para una apariencia más tradicional, coloca el borde de la cortina ligeramente apoyada en el suelo y añade de 9 a 10 centímetros a su longitud. Para una apariencia contemporánea, haz que el panel caiga al ras del piso.

¿Te preguntas dónde se deben situar los soportes para las varillas de las cortinas? Los sujetadores de la barra de la cortina deben colocarse alrededor de 15 centímetros a los lados de la ventana. Así, dejarás espacio para que la cortina se asiente en la pared. Recuerda: tus cortinas siempre deben enmarcar la ventana.

Para una apariencia romántica, puedes considerar cortinas que se amontonan de 8 a 10 centímetros en el suelo. Debes valorar si esta opción te conviene, puesto que se ensucian más. Lo que sí o sí tienes que evitar es que cuelguen solo un par de centímetros sobre el suelo, no solo porque parece que te hayas equivocado en las medidas sino porque puede hacer que los techos parezcan más bajos.

En el momento de instalar las varillas y las cortinas, asegúrate de que estén planchadas, libres de cualquier arruga. Ensarta la cortina en la varilla (dependiendo del estilo de tu cortina, coloca las cortinas a través de los anillos u ojales).

¡Mide, mide, mide! Ese es el consejo que dan los especialistas. Dicen que el primer paso para todas las tareas del hogar es reunir todas las herramientas que necesitas y luego medir, medir, medir. Mide las ventanas para asegurarte de comprar cortinas y varillas del tamaño correcto. Para determinar la longitud de la varilla, mide el ancho de tu ventana y añade entre sesenta y ochenta centímetros. Mide desde el lugar donde planeas colgar la barra (generalmente unos 15 centímetros por encima de la ventana) hasta el suelo para calcular la longitud de las cortinas. Añade más longitud si quieres que las cortinas un efecto romántico.

Cuelga las cortinas idealmente 15 centímetros por encima de la ventana, o a medio camino entre la parte superior de la ventana y el techo, dependiendo de las proporciones de la habitación. En general, la altura adecuada para colgar cortinas depende en gran medida del aspecto general que desees lograr, pero en la mayoría de los casos, la tela siempre debe caer o «besar» el piso.

Para instalar los soportes, marca con un lápiz y luego taladra. Cada soporte debe colocarse a la altura que determinaste previamente y a unos 15 centímetros del borde del marco de la ventana. Verifica que las marcas de tu lápiz estén niveladas. Luego atornilla los soportes con un taladro (si tienes paredes de yeso o una cortina o varilla especialmente pesada, asegúrate de tener las fijaciones y tacos de pared correctos).

Rocía la varilla con un lubricante como un aerosol de silicona para que las cortinas se abran y cierren suavemente.

Fuente: https://www.arquitecturaydiseno.es/